LOS BENEFICIOS DE PRODUCIR EN CHILE

 

Primero que todo, por el hecho de usar el hemisferio sur como producción de
contra estación y así tener la oportunidad de producir dos cultivos en un año. 
Las razones técnicas que nos permiten esta posibilidad son:

› Condiciones de suelo apropiadas

› Bajos niveles de infestación de plagas y enfermedades gracias al clima mediterráneo imperante.

› Chile es reconocido por su alta luminosidad.

› Disponibilidad de agua para el riego.

› Temperaturas entre 9°C (noche) y 28°C (día) durante la temporada de siembra.

› Aislación geográfica (desierto en el norte, Cordillera de los Andes en el este, hielo antártico en el sur y el océano Pacífico en el oeste).

› Reconocimiento internacional al trabajo de nuestras autoridades del Ministerio de Agricultura a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).

› Buen nivel técnico y de infraestructura.

› Una clara legislación sobre semillas.

› Procedimientos y regulaciones de importación y exportación fáciles y expeditas.

› La permanente presencia de compañías semilleras internacionales implica una constante actualización de conocimientos – a través de sus representantes – para todos quienes los conocen y trabajan con ellos.

› Buen sistema bancario.

› Buen nivel agrícola de los agricultores, agrónomos y técnicos.

› No se permite producción GMO para propósito comerciales, solamente para producción de semilla.

› ANPROS (Asociación Nacional de Productores de Semillas) cuenta con un sistema GPS el cual vía internet permite monitorear los campos de semillas de otras compañías y establecer las aislaciones correspondientes.

› Chile tiene permitido certificar de acuerdo a las normas OECD.

› Chile es miembro del UPOV para la protección de los derechos del mejorador de plantas.

› Existe una reconocida estabilidad política y económica.

MONJITAS 392 PISO 21, SANTIAGO - CHILE  |  T. + 562 29587800